¿Qué significa el transmedia en el periodismo?

En la actualidad, el periodismo se encuentra incitado contantemente a producir cambios en la forma de transmitir su discurso. Los profesionales informan a su audiencia de lo que consideran relevante a través de varios sistemas que potencian la distribución del mensaje.

Es por ello por lo que la división de géneros y medios en el panorama comunicativo deja paso a la integración de todos ellos. Como apunta Robledo (2016) “el relato periodístico deje de ser un producto terminado, listo para su consumo, y pase a ser un sistema integrado de mensajes de distinta naturaleza en continua transformación”. (p.68)

Se produce así un acercamiento del periodismo hacia las narrativas transmedia en tanto que estas permiten ofrecer la información desde diferentes puntos de vista y potencian la interactividad y la inmersión de la sociedad en el relato informativo de interés. La web posibilita el uso de plataformas y recursos que, si bien completan y esclarecen la información, se entienden como un gancho para una audiencia cada vez más acostumbrada a la cultura de lo visual. (Larrondo, 2016, p.33)

Liñán (2015) señala que “una narrativa transmedia se puede definir a partir de dos variables: la historia se cuenta a través de varios medios y plataformas; y los prosumidores participan en la construcción del mundo narrativo”. A raíz de ello el autor se pregunta si los relatos periodísticos cumplen con estas dos condiciones. (p.10)

Lo cierto es que ahora, los periodistas se percatan del nuevo papel de la audiencia de forma que recurren al transmedia como opción para introducirlos y acercarlos a la historia. En noviembre de 2011, Kevin Moloney redactó el siguiente manifiesto en el que motivaba a los profesionales a utilizar el transmedia en su producción:

“We journalists need to find the public across a very diverse mediascape rather tan expecting them to come to us. The days of the captive journalism audience are over, and if we hope to serve our ideals of democracy, human rights, environment and positive social change, we need to find a broad public. To make our stories salient we need to engage the public in ways that fit those particular media. We lose an opportunity to reach new publics and engage them in different ways when we simply repurpose the same exact story for different (multi) media. Why not use those varying media and their individual advantages to tell different parts of very complex stories? And why not design a story to spread across media as a single, cohesive effort?”

(“Los periodistas debemos encontrar al público a través de un paisaje de medios muy diverso en lugar de esperar que vengan a nosotros. Los días de la audiencia cautiva del periodismo han terminado, y si esperamos servir a nuestros ideales de democracia, derechos humanos, medio ambiente y cambio social positivo, debemos encontrar un público amplio. Para resaltar nuestras historias, debemos involucrar al público en formas que se ajusten a esos medios en particular. Perdemos la oportunidad de llegar a nuevos públicos e involucrarlos de diferentes maneras cuando simplemente reutilizamos la misma historia para diferentes (múltiples) medios. ¿Por qué no usar esos medios variados y sus ventajas individuales para contar diferentes partes de historias muy complejas? ¿Y por qué no diseñar una historia para difundirla en los medios como un esfuerzo único y cohesivo?“). (Moloney, 2011, citado en Irala, 2014, p. 150)

El periodismo tranmedia resulta idóneo para la expansión de los mensajes de forma masiva y para la profundización; alejada de la simplificación que, en muchas ocasiones se ha achacado al ámbito digital. La emergencia del nuevo modelo lleva a la búsqueda de la fidelización a base de desmenuzar el relato. Así, como expone Robledo (2016) “el transmedia incluye que empresas periodísticas acostumbradas a usar determinados medios, plataformas y formatos para difundir sus contenidos, innoven y recurran a otros”. (p.93)

Los medios de comunicación se enfrentan por tanto a seguir un modo de realización que no consiste en sumar productos terminados en varias plataformas, si no en la construcción de lo que está sucediendo con la incorporación de la comunidad, sus aportaciones y experiencias.

Renó y Ruíz (2012) afirman que esta narrativa resulta en especial pertinente para el periodismo, responsable de actualizar el presente. (p.56). Además, el empleo de recursos y dispositivos para una cobertura transmedia permite estar en contacto continuamente con las fuentes, el medio y aquellos que leen y consumen la información.

Nuevos lenguajes y canales se inmiscuyen en el quehacer periodístico. Las audiencias se percatan de este síntoma, por lo que ahora, tienen acceso a novedosas posibilidades de consumo de información. Liñán (2015) indica que “hay que estar activo ante lo que consumimos”, y alude al periodismo inmersivo y a las alianzas surgidas del conocido periodismo ciudadano como espacios para la participación. (p.11)

Sin embargo, la constante introducción de la población en la elaboración de información que propicia el transmedia, puede ser cuestionada. Por ello, “esto no cambia la función primaria del periodismo, sino que es una realización de esa función en un mundo necesitado de compromiso y participación”. (Jenkins, 2007, citado en Liñán, 2015, p.11)

Una de las características del periodismo transmedia es la posibilidad de expansión del relato. En este sentido, la intervención de los usuarios ayuda a agrandar las historias. Berguero y Rost (2016) explican que “cada mensaje añade insumos que amplían y enriquecen el relato original a través de información, opinión o ideas inspiradoras, que van desde el agregado de algún dato de ubicación de tiempo o espacio, hasta enlaces, imágenes, entre otros”. (p.7)

Fuente: desenredate.wordpress.com.

Los diálogos de la comunidad aparecen en ejemplos como una entrevista radiofónica que posteriormente es publicada en la web del medio añadiendo datos adicionales que no se contemplan en el audio junto al conjunto de elementos visuales que la radio no permite.

Asimismo, la no linealidad y la multiplataforma se constituyen como aspectos del periodismo transmedia. No existe una lectura encorsetada con un comienzo fijado y un fin prestablecido, si no que se ofrecen “desde diversas puertas de entrada a la narrativa donde los usuarios pueden moverse libremente” (Irigaray, 2018). Al respecto, Larrondo (2016) agrega que “se trata de iniciativas que rebajan la intensidad de la experiencia multiplataforma, ya que evitan al consumidor tener que encontrar y reconstruir todas las piezas”. (p.39)

Definiciones de periodismo transmedia

Algunos autores han intentado definir el término periodismo transmedia después de analizar las prácticas que se han ido desarrollando. El transmedia se aleja de la ficción y el entretenimiento para dar paso a un fenómeno que se adentra en la comunicación. Según Porto y Flores (2012) “el periodismo transmedia viene a ser una forma de lenguaje periodístico que contempla, al mismo tiempo, distintos medios, con varios lenguajes y narrativas a partir de numerosos medios y para una infinidad de usuarios”. (p.82)

La definición que establece Robledo (2016) complementa a la anterior en la medida que hace referencia a la participación, sin la cual no se concibe el transmedia: “es una forma de narrar un hecho de actualidad que se vale de distintos medios, soportes y plataformas, donde cada mensaje tiene autonomía y expande el universo informativo, y los usuarios contribuyen activamente a la construcción de la historia”. (p. 14)

Otros autores como Levinson (2013) utilizan el término transmedia simplemente para aludir a la distribución del mensaje a través de diversos medios sin contemplar la interactividad. En 2006, el senador republicano George Allen usó un término racista en un evento. Aunque él lo negó, un video del meeting evidenció lo contrario. El autor distingue que “its story quickly became transmedia, as traditional television, radio, and newspapers picked it up” (“Su historia se convirtió rápidamente en transmedia, ya que la televisión, la radio y los periódicos tradicionales lo recogieron”). (p.95)

Por último, Berguero y Rost (2016) reflexionan que este concepto “permite preguntarnos cómo hacer para producir contenidos para cada uno de estos medios y plataformas, tratando de aprovechar sus posibilidades narrativas e interactivas”. (p.52)

Anuncios

One response to “¿Qué significa el transmedia en el periodismo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s